Limpieza criogénica

La limpieza criogénica es conocida por varios nombres: chorro de hielo seco, limpieza por hielo seco, limpieza con chorro de CO2, limpieza con polvo de hielo seco o incluso limpieza respetuosa con el medioambiente. La limpieza criogénica es una forma eficaz y rentable para aumentar las capacidades y la calidad de producción. La limpieza criogénica es similar al chorro de arena, de líquido plástico o de sosa, métodos en los que se acelera un soporte en un flujo de aire presurizado y golpea una superficie para limpiarla o prepararla. Y hasta ahí llegan las similitudes.

En lugar de utilizar soportes abrasivos para amolar una superficie (y dañarla), la limpieza criogénica utiliza hielo seco suave, acelerado a velocidad supersónica y crea miniexplosiones en la superficie para eliminar elementos poco deseables del sustrato subyacente.